Antonio F. Marín: Películas

16 de julio de 2017

Películas


En todas las malas películas asoma un chico guapo, un bellezón de chica, uno que es muy malo y una injusticia que remediar. Y todos tan contentos cuando con el The End se ha resuelto la injusticia y los protagonistas se besan. Éste suele ser también el guion de los programas. De los electorales y de los otros.

O el de la página web del tripartito (Antes cieza.net) donde continúan las «valoraciones de pleno» de los que gobiernan. En un medio privado pueden hacer lo que quieran pero no en una página pública oficial que pagamos todos. Lo digo porque para estos que nos manejan la valoración es wonderful/cojonuda. El Pravda o el Granma en huelga. Que buenos son los concejales; qué buenos son que nos llevan de excursión. A uno le interesan las valoraciones de la oposición, que para eso está. Lo demás es dictadura bolivariana.

Me interesa más la nueva pareja de Cristiano que, por cierto, el único mérito que tiene es que disfruta de unos sobacos preciosos. Por lo demás.... Asquito da la oposición de algunos del PSOE y Podemos a los homenajes a Miguel Ángel Blanco; un mártir de la democracia como lo fue Julian Grimau.

Mientras tanto el gobierno presiona para subir los salarios y salvar así los ingresos de la Seguridad Social. Cuando más cobren más pagan. Cierto. Hay avispados ´salvamundos´ que creen que el Gobierno maquina un contubernio judeo-masónico para que la gente se pase a los planes privados de los bancos. Pero cuando se pudo hacer, Aznar (la derecha), no se fue a los bancos sino que creo la ´hucha pública de las pensiones´ que nos ha permitido sortear la crisis. !A que jode...!

Lo que había que hacer es revisar las pensiones de los políticos (un diputado cobra una pensión vitalicia por sólo cuatro años de darle al botón) y destinar ese dinero a subir las mínimas.

Una de dos: O son gurripatos o nos toman por tontos, porque los planes se lo podrán abrir los concejales del tripartito, pues yo no puedo. Y como servidor millones de pensionistas que cobran por debajo del salario mínimo. O millones de mileuristas que no llegan a final de mes. O uno de cada cinco hogares que viven bajo el umbral de la pobreza. No todos somos concejales, diputados o catedráticos sectarios con buenas pensiones.

Por cierto que 5.000 comunistas rusos y chinos han conseguido la residencia al traer 3.000 millones y crear 12.000 puestos de trabajo. Unos quieren echarlos y otros quieren que vengan. Aunque eso de sacarle la pasta a los ricos para repartirla entre los pobres me suena a carta a los Reyes Magos. Lo prometen todo y luego te traen una escopeta de plástico con tapón de corcho. Son así de mazorrales y en su peli siempre gana el bueno que son ellos, claro, mientras el siniestro malo es vencido por el pueblo. Lo dicho: me quedo con los sobacos de la mujer de Cristiano porque ya no aplaudo en las películas cuando viene la caballería.

Mobusi