Antonio F. Marín

lunes, 29 de junio de 2015

Más exigente, eso dicen (11)

Se está bien en casa, viviendo solo. No tienes molestias ni tienes que procurar no molestar a nadie. Sigo con el  traslado de habitación y a la espera de que el electricista y el de ONO me hagan el cambio de cables para poder conectar allí el ordenador y todos el aparataje.

De momento ya he traslado algunos libros de mi biblioteca. Pero no hay prisa. Me gusta estar solo y con las habitaciones llenas de ausentes. Recorrer la casa y ver que todo está quieto, tranquilo... No tiene precio. Soy un fantasma que deambula de habitación en habitación dándole vueltas a la casa. Una casa que cada vez me parece más grande al contrario del genial cuento de Cortázar "Casa tomada".

Estamos ya en verano, se nota por las temperaturas y porque este año no hay serpientes de verano, sino serpientes gordas y de las más gordas, porque los políticos griegos se niegan a aceptar lo que tenemos ya en España desde hace años, es decir, jubilación a los 67 y poner coto a las prejubilaciones. Ellos son especiales, pero me temo que van a pinchar en hueso.  Allá ellos. Ya son mayorcitos para tomar sus propias decisiones y ahorcarse como mejor prefieran. Yo también.

Dice mi querido Antonio Montiel, el Monty, que no es bueno estar solo y que me meta en las web de citas y contactos para buscar  una mujer porque cuanto más viejo te haces  más exigente te vuelves. Eso dice él. Y es verdad. Cuánta razón tiene. Lo que ocurre es que yo siempre he sido muy exigente, incluso para meterme en la cama con una mujer y por eso sigo soltero y casi virgen.  Aunque no soy muy exigente: sólo pido que sea millonaria. No es mucho pedir.

Qué muslazos tiene la niña
Pero es difícil hasta  con las millonarias  porque servidor no puede encamarse  con una mujer a la que no pueda decir: Te quiero. Soy raro. Y además, ya me metí en la web de Badoo y sólo encontré divorciadas resabiadas. Y las solteras, debido a su juventud, son un pecado para mí. O un delito, que no sé. Ya estoy fuera de mercado y muy bien porque tengo todo el pescado vendido y a muy buen precio.

Soy raro. Lo de follar con la primera lo hice cuando era un niñato inmaduro de los 20 a los 30, pero después nunca jamás. Y ya he estado en una web de contactos, mi querido Monty, y sólo he encontrado muchísimas divorciadas, muy resabiadas, o solteras muy jóvenes que son fruto del árbol prohibido. Ya somos viejos, aunque algunos no lo sepan y revivan todavía en el pasado porque creo  que los  Jaguar van a reunirse de nuevo para celebrar el aniversario del Instituto. Hacen bien. Yo los recuerdo del local  "7º Lonely Hearts Band Club" que estaba muy cerca del instituto y que se llenaba los fines de semana. De eso hace siglos. El tiempo no perdona.

Decía Abrahan Lincon que "yo no sé quién fue mi abuelo; me importa mucho más saber qué será su nieto". Yo tampoco sé quién fue mi abuelo y no voy a saber qué será mi nieto porque no tengo hijos. Y no creo que pueda tenerlos. No importa. La vida hay que asumirla como la has vivido con los errores y los aciertos. No vale lamentarse. Ya nos advertía Montagine que supone igual tontería llorar porque de aquí a cien años ya no viviremos, que llorar porque no vivíamos hace cien años. Pues eso.

(Cieza, Diario de un  dromedario. 29 de junio)

domingo, 28 de junio de 2015

Gilipollas, terroristas, masocas, y por ahí (10)

Mi hermanica y yo seguimos con la limpieza de las cámaras (los desvanes) y hemos encontrado libros antiguos firmados por mi padre y mi madre. Y fotos. Nos hemos llevado una alegría aunque hay que seguir con la faena, probablemente todo el verano, incluido mi cambio de habitación hacia el Paseo. Y de cama, ahora de matrimonio. Mu´contento, sí, pero  te duchas, te relajas, preparas un café y cuando te pones  con  las noticias te  enteras de que Grecia se va del Euro haciendo un sinpa

Querían  vivir como comunistas con el dinero de los capitalista porque  Grecia se ha llevado ya unos dineros,  sin intereses, que superan cuatro veces el Plan Marshal  de Alemania. Y siguen en el pozo. A nosotros nos deben 26.000 millones de euros que hemos pagado para que los peluqueros griegos se jubilen a  a los 54 años, mientras aquí pagamos las medicinas, nos han congelado las pensiones, nos jubilamos mucho más tarde  de los 65 y nos han recortado hasta el rabo o el

sábado, 27 de junio de 2015

Fingir y joder

Gemma Wale, de la ciudad inglesa de Birmingham, ha sido condenada a dos semanas de prisión, por causar molestias, con sus gritos y gemidos al practicar relaciones sexuales de madrugada, tras la denuncia de un vecino sensiblemente molestos por su apasionamiento en lo del cuchi cuchi.

Yo siempre le he advertido a las chicas que no finjan tan fuerte, por los vecinos, pero ellas nada, venga a fingir a gritos. No tienen remedio. Nos lo tomaremos con guasa porque todas estas anécdotas te estimulan pues según el profesor Mihaly Csikszentmihalyi, que entrevistó a 91 genios de todas las disciplinas incluyendo a 14 premios Nobel, para la elaboración de su libro Creatividad (Paidós, 2008), los creadores más destacados suelen ser personas tremendamente sacrificadas y solitarias y, por tanto, no

viernes, 26 de junio de 2015

'El origen del mundo' de Courbert (9)

"Origen del mundo" (Courbet) Museo de Orsay de París.
Ayer leí que han vuelto a confirmar  quién era la mujer que presto su 'eso' para que el genial Courbet pintara su obra maestra 'El origen del mundo'. El País ya lo había comentado, pero ahora se ha confirmado.

Aunque hay que reconocer que a la chica le falta una miaja depilación pero es que en aquella época no se estilaba. Cuestión de modas. Ahora sólo vemos la depilación francesa y la brasileña, según los gustos. Y hay muchas más. A mi me va la francesa o americana que luce una tira de pelo, un rectángulo, sobre el sexo porque un depilación total como la brasileña deja el sexo pelado como

jueves, 25 de junio de 2015

Il Divo de Sorrentino, rabietas y pataletas (8)

Alba López: Bollera, camionera, desviada, leñadora y feminazi
Acabo de ver Il Divo de Sorrentino porque después de la agradable impresión que me quedó con La gran belleza, quería saber más de este director que no conocía y que ridiculiza en su obra maestra a los esnob, los cursiprogres y los tontos del culo, que vienen a ser lo mismo.

Y me he conseguido las películas de él que están a disposición del público en la mula, empezando por esta  que trata el trajín político del presidente italiano Giulio Andreotti; un carismático personaje que fue acusado injustamente de pertenecer a la mafia.  Era difícil reflejar en una peli de dos horas la situación política de Italia en aquellos momentos, cuando mataron a Aldo Moro, pero lo consigue y además se puede extrapolar a otros países, que era lo difícil,  porque es un asunto muy localista.

El pajarito
Es más árida que La gran belleza pero Sorretino sabe poner la música y la cámara (la fotografía es de Luca Bigazzi, como en la otra), y convierte un tema arisco y político, en un entretenimiento jugoso porque caricaturiza a Andreotti y, sobre todo, a los partidos, la Iglesia, la masonería, la política y los cursiprogres paletos que van de intelectuales....

Sorrentino nos muestra en Il Divo a un político cínico que pese a todo es mejor que muchos otros niñatos que pretenden asaltar el poder siguiendo las enseñanzas de series como Juego de tronos  y películas como Amanece que no es poco. Infantilismo crudo de rabia y pataleta cuando no me dan las chuches que me merezco.  Deberían ver Barrio Sésamo por ver si sacan alguna

miércoles, 24 de junio de 2015

Cama de matrimonio (7)



Mi casa está vacía. La ocupo yo solo como un fantasma y es enorme. No tiene mucha fachada al Paseo pero es profunda y con unos pasillos por los que corría cuando era pequeño. La cuestión es que ahora los cruzo en dos zancadas.  Dice mi hermana que me cambie a la habitación que ocupaba mi madre,  que da al Paseo y está  junto al gabinete,  porque allí entra el sol por la mañana, y es cierto, pero hay que llamar al electricista, a ONO y tendría que dormir en la habitación de al lado, en la cama de matrimonio de mis padres. 

¿Cómo se duerme en una cama de matrimonio?, le he preguntado a mi hermana. Pues hazlo y lo sabrás, me aconseja. Es que nunca he dormido en una cama de matrimonio. De hecho en la Marina dormíamos en un coy que con el balanceo del barco  se mecía  como una cuna, pero desconozco cómo

martes, 23 de junio de 2015

Mueren los mitos de nuestra juventud (6)

Laura Antonelli
Ayer me enteré de que ha  muerto Laura Antonelli, el mito erótico de nuestra juventud que creíamos eterno, porque  los mitos nunca mueren. O no deberían.   Ha muerto  la musa de nuestras noches de soledad y fantasías, o sea, el mito erótico de los años 70 cuando todos los chicos andábamos muy reprimidos porque la mujer no follaba si no mediaba matrimonio, Dios mediante.

 Laura nos descubrió  la mujer sin remilgos, el sexo sin tabúes ni catecismo,  y todos nos enamoramos porque el que no lo hacía era raro, raro. Todos fuimos el jovencito de Malizia (1973)  que bajo la escalera veía un upkirt provocado.  Era una mujer natural, con curvas, que es como a los hombres nos gustan en vez de los fideos que nos quieren vender los modistos, generalmente homosexuales.

Todos o casi todos, quisimos ser el varón domado en Le malizie di venere (1969), versión libre de la obra La Venus de las pieles (Venus in furs)  dirigida por Massimo Dallamano y traducida en España por El placer de Venus. La última adaptación ha sido la de Roman Polanski (La Vénus à la fourrure  2013). Vi aquella  película años después en un cine de Palma y me acerqué a la obra de Sacher Masoch. Y también a la del marqués de Sade, que