Antonio F. Marín

domingo, 21 de diciembre de 2014

Natividad

Ahora que disfrutamos de «fechas tan señaladas», es decir, la Navidad, volvemos a la carga con la matraca de ‘felices fiestas’ y demás espumiñones carta nevada, por lo que no sabes si estás celebrando el Hueso de Oliva, Moros y Cristianos o la Tomatina de Buñol. O la cursilada de las ‘fiestas de invierno’ que pronuncian todos aquellos cursiprogres que no quieren que se les catalogue de reaccionarios fascistas.

Ya teníamos constancia de que España es un país donde hace siglos las ardillas (y los tontos) recorrían la península ibérica de Norte a Sur saltando de árbol en árbol, pero ahora, además, los tontos han decidido que con tal de no celebrar la Navidad se puede y debe concelebrar ‘jalogüen’. O festejar el 'black friday'. O adoptar un Papa Noel peliculero ‘holibud’ americano.

Se aprecia en los anuncios de la tele donde para venderte el turrón, el cava o los juguetes garrapiñados, se apañan unas ‘felices fiestas’ que también podrían ser las de Gigantes y Cabezudos. Es obvio que la Navidad es religiosa, nació de unas efemérides cristiana, pero si no te gusta, si no comulgas con ella, no impongas tus criterios a los demás e intentes camuflar la celebración religiosa como la del ‘solsticio de invierno’, que es como celebrar la eclíptica de la Tierra.

La Navidad es la Navidad incluso para los ateos inteligentes porque se conmemora algo que es común para todos; una fecha que sirve para que nos matemos menos. En la I Guerra Mundial los soldados de ambos bandos dejaron de pegar tiros para salir de las trincheras, darse un abrazo, celebrar la Nochebuena e incluso jugar un partido de fútbol. Era Navidad y todos ellos se abrazaron y cenaron, haciendo caso omiso a sus emperifollados entorchados. Al día siguiente volvieron a matarse, es cierto, pero que por un día aparcan la guerra y se olvidaran de matarse, nos dice que la fecha es algo más que una celebración cristiana.

Lo es para los cuatro niños cristianos decapitados en Irak entre la indiferencia de los perpetuos abanderados de la paz, pues a fin de cuentas son unos niños cristianos faltones y farrucos, que cuando los obligaron a comulgar con Mahoma replicaron insolentes que no, «que no podemos, porque amamos a Jesús”. Y fueron decapitados. No fue hace 2014 años, sino ayer mismo, mientras otros callaban, y callan, porque los asesinados no eran musulmanes palestinos y los niños cristianos son culpables de la Inquisición, y todo eso.

Cuando uno era ateo, que lo fui y de lo más campanudo, celebraba la Navidad y respetaba una tradición que sirve para que al menos nos olvidemos de odiarnos fraternalmente. Incluso cambiaba la guardia en la Marina para que los casados se fueran a su casa a celebrarla en familia, mientras que uno se quedaba en el barco haciéndoles la guardia. Era dichoso al saber que había gente que esa noche era feliz y lo celebraba con su familia. Quizás algún día algunos comprendan que la tolerancia también consiste en alegrarte por la felicidad de los demás, ya sean moros, judíos o cristianos. Quizás. Mientras tanto feliz Navidad para todos los hombres de buena voluntad. Y también para los cabritos hijos de puta.

Columna publicada en el periódico El Mirador de Cieza.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Tararís

En la ciudad China de Heyuan un atracador entró armado en un banco y tuvo que guardar cola porque quería colarse. No es que fuera español y todo eso, o que hubiera cola de atracadores, sino que lo obligaron a comportarse como un ciudadano más. Y respetar la vez. Yo le hubiera dicho a los del banco (o los de la cola), que tenía prisa en atracar porque se me pegaba el arroz. Pero nada.

Porque además cuando al atracador le tocó el turno le negaron el atraco porque no tenían con qué pagárselo. No había liquidez. Esto de la liquidez es muy principal porque tú puedes tener un reino en Babia y estar sin liquidez, ya sabes, mañana me paso y te pago. Y encima ahora ya no te hipotecan en Babia.

Ser oportuno es primordial, mucho, y quizás por eso algunos han aprovechado el banqueteo con la celebración de los quinquenios de la vigente Constitución, para exigir la reforma constitucional, con razón, porque podríamos darle chapa y pintura, cambiarle el aceite, revisar el delco, sustituir los filtros del aire, comprobar las suspensiones y el freno de mano, cambiar la correa de distribución, limpiar las bujías o comprobar la presión de los neumáticos.


domingo, 7 de diciembre de 2014

Maletas

Venecia va a multar con 500 euros a todos los que empujen su equipaje con ruedas, para evitar ruidos molestos a los vecinos. Pues mal, muy mal. Si matas a alguien y lo metes en una maleta con ruedas para acercarte al contenedor y tirar el cadáver, van y te multan por hacer ruido. No lo entiendo.

Es más fácil entender a Pablo Iglesias que ha presentado su programa económico, cuando no ha rectificado aún lo de la censura a los medios que no sean de su casta. Aunque nos ha prometido que vamos a trabajar menos y cobrar más. Chachi. Y además piensa subir las pensiones, jornadas de 35 horas (trabajar menos), subir los salarios (cobrar más) o bancos públicos para todos (que no serán como las cajas públicas saqueadas). A ver si consigue primero la igualdad de sueldo entre hombres y mujeres, y luego nos vemos y hablamos.


domingo, 30 de noviembre de 2014

Inteligentes

Es nuestro cerebro quien escoge la pareja adecuada, según el catedrático de la Universidad de Ámsterdam Dick Swaab. «Es muy importante escoger una pareja inteligente ya que el 88% del intelecto es genético», es decir, que se hereda de padres y madres. Y tiene razón. Yo siempre me he fijado en mujeres muy inteligentes, mucho, y quizás por eso me han rechazado. Son muy listas

No son tontas, aunque cobren menos. Una injusticia como ha denunciado UGT pues una mujer debe trabajar 84 días más al año para ganar lo mismo que un hombre y pierde además en la cuantía de su pensión (un 38% menos). Una infamia, sí, pero vivimos en una dictadura de los mercados a la que la gente se mata literalmente por llegar pues miles de personas han muerto este año al cruzar el mediterráneo para llegar a la ‘tierra prometida, !yalaaaa!’, según ha publicado El País.


domingo, 23 de noviembre de 2014

Fanta-sías

Un estudio de la universidad de Londres revela que escuchar música cuando se mantiene una relación sexual provoca unos efectos parecidos al de algunas drogas. Pues vaya... Lo que ocurre es que si ella te pone El Fary, …. pues que te vienes abajo, oye, seamos sinceros y no queramos quedar tan estupendos como los que recurren a esa frase tan en boga: "Yo no soy de Podemos pero hay cosas que dicen que me gustan".

A mi no me gustan los círculos, los corros los corillos ni las corralas. Ni jugar al 'corro de la patata'. Y los sueños me los compro yo mismo sin necesidad de que Pablito Podemos me los facilite con su orgía jauja-justiciera de Pepsi con patatas fritas, para votar con las vísceras en vez de con la razón. Y el sueño de la razón produce monstruos (Goya). Todos soñamos con salvar el mundo, incluidas las mises, pero tras la juerga, al día siguiente, viene la resaca. Está muy bien soñar pero en las fantasías los azotes en el culito no duelen. En la realidad sí. Ya nos decía Oscar Wilde que cuando los dioses quieren castigarnos, atienden nuestras plegarias.


domingo, 16 de noviembre de 2014

Renovar

El 'cuerpo perfecto' de Victoria's Secret (la marca de lencería) ha regurgitado las iras de las redes sociales y con razón, porque nos presentan a unas chicas tan delgaduchas que dan ganas de darles una hucha del Domund y ponerlas a pedir. O que hagan de azafatas de Artur Mas y sus elecciones de cartón independiente Cecil B. DeMille.

A la mayoría de los tíos nos gustan rellenitas, jamonas, jaquetonas y con curvas. Da igual que sean altas o bajas. Todo lo contrario del estereotipo que nos presenta esta panda de delincuentes lenceros. Para que nos entendamos; donde esté la Sofía Loren de su época o la pornostar Alison Tyler que se quiten las tísicas. A mí me repelía el porno pero huyendo de la famélica legión me di con esta chica y aunque sigue sin gustarme el porno, no entiendo su complicada trama argumental, no me pierdo ripio de ella en su blog de Internet y en su cuenta de Twitter.

Perversiones inocentes que no perjudican a los demás como las del Abundio presidente canario que se niega a que Repsol extraiga petróleo a kilómetros de las islas (por el posible impacto medioambiental), pero calla cuando los marroquíes lo van a extraer mediante una empresa americana, a unos pocos metros más allá, en sus aguas y con el mismo impacto medioambiental.

Esto es como el listo que no quiere que saquen petróleo de su campo para no contaminar, mientras el vecino lo saca junto a su linde. Aquí lo de Abundio se queda corto. Por cierto. Aviso. Si yo tuviera o tuviese campo y encuentro petróleo, espero con una escopeta de caza a que un alguien venga a hacerme una visita con sus pancartas y sus cosas. No creo que haya cataplines para impedirme a mí ser millonario. Quiero ser millonario para olvidarme de los amigos (Ilegales). Mayormente.

El fenómeno populista nos ha traído lo que parecía imprescindible en estos momentos: la renovación. Lo constata hasta Luis María Ansón que nos revela que se ha ido el rey, el líder del PSOE, el Papa e Incluso la vieja IU, y nos ha venido la renovación con nuevos líderes. La acusación de Ansón va contra Rajoy, que no se va, pero se obvia él mismo (con 79 años) porque en la Academia de la Lengua donde él se aposenta, abundan abundios dinosaurios como él o como Javier Marías, Cabrían, Pérez Reverte, etc., que no se renuevan ni con agua caliente.

Otro que se va es el director Quentin Tarantino porque no quiere que la gente se canse de él. Pues muy mal. Si perdemos a Quentín Tarantino, seguimos con Ansón y nos viene la neocasta bananera, pues que mejor no menearlo. Los chochos jubiletas nos quieren dar lecciones de cambio de ciclo histórico.

Y no hay renovación, como en la lencería, donde siguen exhibiendo a las esqueléticas sin chicha, limoná y sin coleta, cuando las chicas quedarían muy sexys con una camiseta de tirantes y los brazos subidos sujetándosela con una goma para que admiremos sus ojos, digo, sus tetas, digo, sus axilas. Fetichista que es uno. Y a Victoria’s Secret tararí que te vi.

Columna publicada en el periódico El Mirador de Cieza. 

domingo, 9 de noviembre de 2014

Modales

Josephine Wai Lin y Dalal Khajah han montado una empresa que sirve a las chicas hombres educados que las tratan como reinas, les abren la puerta, les preparan el desayuno y se comportan como auténticos caballeros. Estas chicas emprendedoras montaron este servicio cuando advirtieron que a sus amigas no les gustaban los hombres cachas tipo despedida de soltera.

Así que su empresa les ofrece chicos que las adulan, las cuidan y les dan compañía. La empresa se llama «Manservant.co» y ha tenido un gran éxito pese a que la tarifa del ‘hombre perfecto’ es de unos 125 dólares la hora. Lo mejor es que está prohibido el sexo, por lo que no tienes ni que trabajar. Un curro muy cómodo.

Aunque ahora que recapacito advierto que lo que ellos hacen es lo que he estado haciendo yo hasta ahora, pero sin cobrar ni un duro, es decir, como un perfecto gilipollas. Y encima sin comerme una panocha ni un ferrete, pámpano, cernacho o cicamocho. A partir de ahora cambio de estrategia, y de modales, y me voy al Decathlon a comprarme una fusta por si es de su gusto y quieren darse un capricho a lo «50 sombras». Aunque uno prefiera la guitarra flamenca del ciezano Pascual Villa o la exquisitez del Lounge Café de Carmen.